LNRol

<

Corre cadáver, corre.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Corre cadáver, corre.

Mensaje por •Nadie• el Vie Dic 14, 2012 11:33 am

Cuando llegaba el 1 de diciembre, ese hombre raro y espeluznante que asustaba niños era feliz, más feliz que todo el año (que de por sí ya le hacía feliz).

Diciembre congelaba todo a su paso, ya habían pasado unas semanas desde el inicio y la nieve le helaba la espalda llena de cicatrices bajo la ropa al Médico que sostenía un hacha en su hombro. Eran las 11pm y el había decidió ir a pasear… si, con un hacha. Sus asesoras, esas voces que le hablaban al oído en susurros cálidos y fríos a la vez, le habían dicho que llevara esa hacha por si acaso. Él era obediente, siempre prestaba atención a esas voces.

Silbaba chuecamente, no sabía silbar en realidad. Sus pies se enterraban en la nieve y las botas altas de cuero que se confundían con sus pantalones negros bajo su sobretodo negro eran contrastantes. Un ángel de muerte sobre la blanquecina escena invernal de un bosque.
Se detuvo, había pasado unas 7 horas caminando y al fin había llegado al lago. Dejo caer el hacha y se derribó sobre la nieve, su largo cabello gris se espacia sobre la nieve y el sombrero rodo a un lado. Su sonrisa chueca mientras veía ese cielo penumbroso que anunciaba otra nevada cercana. El flequillo que dejaba ver una cicatriz apenas asomándose.

Cerró los ojos, bostezando. Se mas hacía tarde y el frió de la nieve le hacía sentir cual cadáver…
Exquisito.
Murmuro acomodándose entre la nieve, enamorado de la idea de la muerte.
Las circunstancias eran extrañas siempre, la sombra de un oso de unos 4 metros se asomaba mientras el peligris dormía. Aunque ese animal debería estar invernando, al parecer no lo hacia y hambriento se acercaba a su presa.
Corre, corre, corre.
En sueños, el corría.
Ver perfil de usuario
Mensajes :
10

Reputación :
0

Fecha de inscripción :
09/12/2012

Edad :
26

Localización :
Caminando en techos humedos

Volver arriba Ir abajo

Re: Corre cadáver, corre.

Mensaje por Itoshiki Nozomu el Vie Ago 28, 2015 10:24 pm

Desde su pequeña casita podía ver los montículos de nieve apilándose en los bordes de la ventana. El invierno había llegado antes que el bibliotecario se diera cuenta, afortunadamente para entonces ya disponía del equipo necesario de igual forma. Ser bibliotecario era quizás el trabajo más apropiado para él, casi no tenia que interactuar con alguien y en cualquier caso podía forma una pequeña conversación sin mayores problemas, considerando el poco tiempo que era necesario empeñar en ello.

Ese lugar aun era nuevo para él, no porque hubiese llegado hacia muy poco, sino porque era extraño aun y todo que saliera de su pequeña casa. Lo que más le aliviaba era que allí nadie lo conocía lo suficiente como para reconocerlo como el miembro casi más joven de una familia enorme, nadie lo conocía allí en absoluto, nada sabían sobre ese hombre con aroma a muerte y culpa. Nozomu era un desconocido en todo sentido y pensaba aprovechar eso lo más posible… sin embargo no era tan fácil como había supuesto, y siquiera parecía tener verdadero interés en intentar. “Los débiles le temen a la felicidad misma”* como decía aquel libro que decoraba siempre el lado derecho de su futón.
Podía esta exagerando, por qué no, pero hacerlo cambiar de parecer era otra cuestión.

Después de pensarlo mucho al terminar su turno simplemente se levanto y tomo su sombrilla, un sobretodo marrón cubría sus ropas tradicionales. Abrió la sombrilla y comenzó su camino, con inicial intención de realizar el mismo recorrido de la mañana anterior y quizás ocultarse bajo el edredón de su cama para pasar la tarde de invierno… no estaba seguro cuando su trayecto se había desviado,  pero ahora dejaba pisadas en la nieve que en lugar de encaminarse hacia su casita se dirigían hacia una zona más alejada.
El lago casi lo encuentra antes que él lo hiciera, sorprendiéndose incluso a si mismo con la rapidez que había dejado de caminar para no terminar directamente dentro de la corriente… bien, corriente quizás era otra exageración, debía haber hielo sobre el lago a esas alturas, era pleno invierno después de todo. Quizás simplemente hubiese pisado hielo, e incluso estaba algo tentado a probarlo, pero de todos modos un ruido cercano desvió su atención antes de poder llevar a cabo su experimento.

Un golpe sordo sobre la nieve. ¿Había alguien en el suelo? ¿estaba viendo bien?... ¡si, había alguien en el suelo! En el medio de la nieve, aparentemente durmiendo… frunció el ceño con cierta preocupación, aunque podía ser confusión, era mas que complicado para él entender a las personas así que confundirlo no resultaba nada difícil realmente.
Oh, esa persona había hablado al parecer, podía no estar tan dormido como él creía. En la distancia no podía escuchar lo que decía ¿se sentiría bien tirado allí?... avanzó unos pasos hacia él pero se detuvo en mitad de camino, contemplando la idea de simplemente dejarle allí, lo que él hiciera no era su problema al fin y al cabo… pero dejar a alguien en el suelo tampoco era la mejor opción, ¿qué haría si algo le pasaba a ese hombre y la única persona cerca era él?

libro:
* Ningen Shikkaku - Ozamu Dasai
Ver perfil de usuario
Mensajes :
10

Reputación :
1

Fecha de inscripción :
23/12/2012

Edad :
30

Volver arriba Ir abajo

Re: Corre cadáver, corre.

Mensaje por •Nadie• el Mar Dic 08, 2015 8:40 pm

Corre, corre, corre.

En su sueño el corría, realmente disfrutaba esa carrera donde la muerte era su amiga con ese envolvente frió que rodeaba sus largos brazos y su platinada cabellera desteñida.

Pero el no era el único que olía a muerte, la muerte era compartida.
había un oso, un oso en la escena y ahora una segunda persona, un vivo y el? el aún dormía!

Soy medico.
Eres medico.
Lo soy...
¿Eres cazador?
Ni loco.
Entonces corre, despierta y corre, salva dos vidas.
¿Dos? ¡ahora no sabes contar!
Sé contar y tu duermes, mueres y morirán contigo.

Morirán... ¿y no lo presenciare?
Súbitamente se sentó en la nieve y miro alrededor soñoliento. El gran oso se levantaba tras el pelinegro de asiáticos rasgos. ¡Pero que hermosa muerte seria! Sonrió amplio solo para que el oso lanzara un graznido que hizo temblar las ramas y caer la nieve. Una bestia, de rojo todo se teñiria.

¡Corre!
Miro al desconocido.- ¿Corremos? -pregunto sonriente y grácil se levanto tomando su mano, su bufanda, lo que fuera- ¡Corremos! -repitió mientras corría sujetándolo de la bufanda casi arrastrándolo mientras huían.
Ver perfil de usuario
Mensajes :
10

Reputación :
0

Fecha de inscripción :
09/12/2012

Edad :
26

Localización :
Caminando en techos humedos

Volver arriba Ir abajo

Re: Corre cadáver, corre.

Mensaje por Itoshiki Nozomu el Vie Ene 22, 2016 10:25 am

[¡Perdón por el retraso!]

Contemplo un momento más la idea de despertar a aquel desconocido del suelo, quizás podría enfermar o algo parecido y había decidido que mientras menos problemas se relacionaran con él mejor sería.
Realizo apenas un ligero movimiento antes de notar como algo se movía entre los arboles, a una relativa distancia de donde se encontraban, deteniéndole en el acto. Sus lentes casi tocaron el suelo del sobresalto. Por supuesto no podía decir que estuviese dotado de mucho instinto de supervivencia, pero de lo que estaba completamente seguro es que no deseaba terminar su vida como el alimento de un oso.

Había olvidado la presencia del hombre de cabellos platinados ante tal situación, sin poder hacer más que quedarse tan quiero como una estatua mientras se aseguraba de que aquella vestía no se alterara… tenia que mantenerse quieto y no hacer movimientos bruscos ¿cierto?… bien, mientras se alejara despacio y sin movimientos extraños todo estaría bien, ya podría huir cuando estuviese más lejos.
De todos modos otro ruido en la nieve se encargo de descartar todos sus intentos de una huida pacifica, aquel desconocido se había sentado de golpe como si le hubiesen sacudido de repente, volviendo la vista hacia él tan pronto el ojiverde pudo percibir que le miraba también…

Pronto el oso se levanto, grazno y seguramente emprendía su camino a ellos rápidamente, haciendo retroceder al bibliotecario como reflejo. Nozomu pudo escuchar distraídamente la pregunta, pero antes de siquiera considerar lo que implicaba correr sin una dirección especifica con un completo desconocido que hacia menos de unos minutos dormía solo en mitad de la nieve en pleno invierno ya estaba siendo jalado de su larga bufanda y arrastrado detrás del peculiar extraño.
Tenia tantas cosas que decirle, como saber qué hacia allí en primer lugar o porque estaban corriendo en lugar de buscar una forma más segura de escapar del oso sin simplemente provocarlo más, pero antes de siquiera intentarlo el agarre de la bufanda se había vuelto mucho más firme, arrancando un poco de tos a la vez que finalmente se liberaba lo suficiente para hablar.

- ¿¡Qu-que esta haciendo!? ¿¡a donde vamos!? - Consiguió soltar mientras separaba la bufanda de su cuello y seguía la carrera detrás del hombre, más presa de la confusión que del enojo realmente. Normalmente estaría mucho más ofendido que eso, pero quizás no era el mejor momento para estarlo.
Ver perfil de usuario
Mensajes :
10

Reputación :
1

Fecha de inscripción :
23/12/2012

Edad :
30

Volver arriba Ir abajo

Re: Corre cadáver, corre.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.